NOTICIAS

NOTA DE LA INSPECCION DE TRABAJO SOBRE REAL DECRETO-LEY 15/2020

La Dirección General de la Inspección de Trabajo y  Seguridad Social  (ITSS) ha  publicado el día  22  de abril  la  nota que adjuntamos,  relativa  al  Real  Decreto-ley  15/2020,  en la que aclara algunos de los aspectos más  importantes de la norma:

1. Suspensión de plazos en la actividad  de la ITSS

La  Disposición  Adicional  Segunda  del  RDL 15/2020  establece  en  su   apartado  1  el cómputo   de  los   plazos  de  las   actuaciones   inspectoras   previas  y   de  los   demás requerimientos. Esto implica, que desde el 14/03/2020, fecha de declaración del Estado de Alarma, hasta su finalización, incluida sus prórrogas, queda suspendido.

No  obstante,  esta  suspensión tiene  excepciones imprescindibles para  garantizar  el eficaz funcionamiento de la ITSS. En estos casos, se deberá proceder por  el funcionario actuante  a   emitir,  en  diligencia u   oficio   al   efecto  que  se  comunicará al   sujeto inspeccionado,  la   motivación  relativa  a   la   continuación  o   inicio   de  la   actuación comprobatoria,  debiendo  basarse  en  que  la  actuación  está  relacionada con   hechos derivados de la  propia declaración del estado de alarma o  de las  medidas adoptadas durante aquel.  Se considerarán como   tales, a  modo   de ejemplo,  las  comprobaciones sobre vigilancia del cumplimiento  de la  normativa  de PRL ante el riesgo de COVID-19, así  como  las   relativas a  la  vigilancia del cumplimiento de la  normativa en materia de orden  social   dictada  durante  el  estado  de  alarma (permiso retribuido  recuperable, carácter  preferente  del  trabajo  a   distancia,…),  y  las   relativas  a   la   emisión  del correspondiente informe solicitado por  la autoridad laboral en supuestos de ERTES.

También se motivarán todas aquellas actuaciones realizadas por  otras causas, debiendo justificarse en base a la gravedad o urgencia de la situación, considerándose como  tales aquellas que, de no  iniciarse o  continuarse,  afectarían a  la  eficacia de la  actuación inspectora.  Se  considerarán  como   tales,  a  modo   de  ejemplo,  las   actuaciones  ante supuestos  de riesgo grave e inminente,  accidentes de trabajo  graves,  muy  graves  o mortales,  huelgas o cierres patronales,  faltas de alta y en general cualesquiera que así se hayan definido por  las  Jefaturas de las  IPTSS, Direcciones Territoriales o  Dirección Especial.

En  el  apartado  2  de  la   Disposición  se  establece  la   suspensión de  los   plazos  de prescripción de las  acciones para  exigir responsabilidades  por  el cumplimiento  de la normativa,  de forma que aunque no  se inicien actuaciones  inspectoras,  el plazo   de prescripción de  las   infracciones  tipificadas  en  el  TRLISOS se  mantiene  suspendido, excepto      en  los   supuestos   anteriormente   indicados en  los   que  las   actuaciones inspectoras transcurren con  normalidad, sin suspensión de sus plazos de duración.

Por último, en el apartado 3 de la Disposición se elimina cualquier tipo de duda relativa a la  posible suspensión o no  de los  expedientes liquidatorios de cuotas de la  Seguridad Social, aclarando que se encuentran afectados también, al igual  que los procedimientos para la imposición de sanciones por infracciones de orden social.

2. Responsabilidad  en la devolución de prestaciones indebidamente generadas

La Disposición Final  Novena del RDL 15/2020, modifica la Disposición Adicional Segunda del  RDL 9/2020,  de  24  de  marzo,  relativa  al   régimen  sancionador  y  reintegro  de prestaciones indebidas.

Se  introducen   comportamientos   empresariales  sancionables,   en  el  ámbito   de  las medidas de empleo, así como   una  responsabilidad empresarial directa en la devolución de  las   prestaciones  indebidamente  generadas,  cuando  no   medie  dolo   o  culpa  del trabajador. Este  supuesto  se aleja del esquema clásico de connivencia en la  obtención de prestaciones  entre la  empresa y el trabajador, en el que se exige responsabilidad solidaria al empresario por  las prestaciones percibidas indebidamente por  el trabajador. Este nuevo supuesto impone una  responsabilidad directa para las empresas en el caso  de que no hubiera dolo  o culpa del trabajador.

3. Otras modificaciones

Se clarifica la  posibilidad de que aquellas empresas dedicadas a  actividades  esenciales que se hayan visto afectadas por  las  medidas de reducción de la movilidad, se acojan a ERTE de fuerza mayor.

Este  párrafo  englobaría  una   gran   variedad  de  supuestos,  entre  ellos  las   clínicas dentales, los  talleres de reparación de automóviles o  las  oficinas bancarias,  pues, aunque no  estén sujetas a suspensión total por  parte de las  autoridades, pueden haber sufrido una  pérdida notable de actividad como  consecuencia de las  restricciones a  la movilidad o a otras circunstancias.

Compartir esta información

Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on twitter

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias

Noticias destacadas